¿Cómo tapar a un bebé recién nacido para dormir?

Como tapar a un bebé recién nacido para dormir

¿Cómo tapar a un bebé recién nacido para dormir?

No es secreto para nadie que los bebés recién nacidos son sumamente frágiles y que necesitan de un cuidado constante. Aspectos como el clima y la temperatura podrían afectar negativamente su desarrollo, razón por la cual resulta imprescindible prestar atención a cosas como el cubrir a un recién nacido al momento de dormir.

Lo creas o no, existe una forma correcta de tapar a un bebé recién nacido para dormir, de forma que no le dé frío o calor exagerado durante la noche para así no perjudicar su salud.

Pasos a seguir para tapar a un bebé recién nacido para dormir

Antes de determinar los pasos a seguir para tapar a un bebé, primeramente debes saber que existen una serie de objetos prohibidos que no debes colocar en la cuna del bebé cuando este va a dormir. Dichos objetos son:

  • Objetos suaves y blandos como los peluches y las almohadas muy afelpadas, incluyendo aquí también una sábana o cubre cama que no calce correctamente en la cuna.
  • Protectores de cuna que se sujeten a la barandilla de la misma.
  • Juguetes pequeños.
  • Edredones, cobertores y colchas no bien sujetadas a la cama.

Última actualización el 2019-12-15 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Todos estos artefactos podrían hacer que el bebé se asfixie sin muchas complicaciones y sin que te des cuenta, razón por la cual están totalmente vetados de la cuna, cama o sitio donde pongas a dormir a tu bebé. Dicho esto, podemos enlistar los pasos para tapar a un bebé recién nacido de la siguiente manera:

  1. Tendrás que buscar una ropa cómoda para que pueda dormir sin correr el riesgo de que al pequeño se le complique moverse con ella por las noches. Una buena opción podrían ser los llamados “body”, pieza de vestir que mantendrá a tu pequeño bien abrigado. Si hace mucho frío, se recomienda utilizar bodys de algodón.
  2. Al conseguir el body o la ropa adecuada para el bebé recién nacido, toca obtener lo que se conoce como sacos para dormir, pequeñas fundas en la cual podrás mantener a tu pequeño abrigado sin ningún riesgo. Se recomienda hacer uso de estos sacos para dormir bebés hasta que este tenga como mínimo unos 18 meses de edad.
  3. Finalmente, si hace mucho frío puedes proceder a colocar un pequeño gorro que se amolde perfectamente a la pequeña cabeza del bebé, de forma de mantener esta parte del cuerpo debidamente protegida. Es recomendable que este gorro calefactor no le quede muy apretado, siendo retirado al día siguiente para no cortar la circulación de sangre del niño en su cabeza.

Como puedes apreciar, realmente no es difícil mantener a un niño bien abrigado, siendo solo necesario que le prestes la mejor de las atenciones para que pueda dormir plácida y correctamente.

Claves para que el bebé duerma de forma segura

Tapar al bebé por las noches no es la única garantía que debes cubrir para que el niño duerma de forma segura. Existen un par de claves más que, de mantenerlas cubiertas, te garantizarán que tu pequeño duerma sanamente por las noches.

  • El bebé tiene que dormir solo, al menos hasta que tenga más de un año de edad. Estudios han demostrado que el que un bebé duerma acompañado tan pequeño por personas que no sean sus padres puede promover un mal desarrollo del infante.
  • El bebé debe dormir boca arriba, ya que de esta forma el pequeño podrá respirar en mayor medida sin ningún tipo de inconveniente nocturno. Tendrás que estar muy pendiente de que el bebé no se voltee durante la noche.
  • El bebé debe dormir en su propia cuna, corral pequeño o moisés, garantizando por supuesto que dicha superficie cumpla con todas las normas de seguridad para que el bebé pueda dormir allí.

Ten en cuenta que no es recomendable que un bebé recién nacido duerma en un sofá, además de que tampoco se recomienda dormir en la misma cama del bebé si uno es fumador y, finalmente, evitar a toda costa cubrir la cara del bebé. ¡Esta es la mejor forma de mantenerlo seguro!

Cómo envolver a un bebé recién nacido para dormir con una cobija

Es posible que lo único que tengas para envolver a tu bebé durante las noches sea una cobija de algodón, siendo esto lo menos recomendado para tapar a un niño durante las noches. No obstante, si este es tu caso entonces puedes hacer un doblez especial para que el pequeño bebé se mantenga seguro durmiendo con esta cobija toda la noche.

  1. Estira totalmente la cobija del bebé y toma una de sus esquinas, doblando esta hacia adentro con una amplitud tal que pueda caber (en ese doblez) todo el cuerpo del bebé.
  2. coloca a tu bebé boca arriba en ese doblez alineando sus pequeños hombros con la línea diagonal que generó el doblar así la cobija.
  3. Toma ahora el extremo izquierdo del doblez donde se encuentra el bebé y llévalo hasta su pecho, doblando así toda la parte izquierda de la cobija contigo. Tu bebé debería quedar arropado por toda la parte izquierda de la cobija.
  4. La tela que sobre de este lado izquierdo al momento de doblar tendrás que meterla debajo del bebé, para que este quede mucho mejor abrigado y protegido.
  5. El excedente de la cobija que quede en la parte inferior del bebé tendrás que pasarlo hacia arriba, envolviendo el hombro y el brazo del bebé que aún está desprotegido.
  6. A estas alturas te deberá quedar un sobrante de cobija no doblada del lado izquierdo del bebé, misma que tendrás que doblar ahora y colocar en el lado derecho de la pequeña criatura, envolviendo finalmente al pequeño con toda la cobija.

Puede parecer un poco lioso pero resulta ser una forma excelente y segura de tapar a un bebé en las noches para que duerma de la mejor manera en dado caso de que no se cuente con un saco de dormir especialmente diseñado para los recién nacidos. ¿Te animarás a probar esta técnica y darle oportunidad a tu bebé recién nacido de dormir cómodamente?

No Comments

Post A Comment